viernes, 24 de julio de 2009

Príncipe Oscuro



Él vino a ella en la noche, un depredador... la fuerza y el poder cincelaron sus rasgos. La seducción era profunda y elemental; él afectaba su alma. Su necesidad. Su oscuridad. Su terrible soledad persistente. Sus sentidos despertaron, ella ansiaba la peligrosa fuerza de su cuerpo. Ardía por él. Y él sólo la había tocado con su mente. Ella vino a él al alba, su hora más desolada. Cuando la bestia rugía dentro de él, amenazando con consumirlo, él descargó su desesperación centenaria en un angustiado lamento que llenó la noche menguante. Y ella contestó, un rayo de luz, penetrando su oscuridad. Un hermoso ángel. Su compasión, su valor y su inocencia despertaron en él un intenso anhelo y ternura. Supo que debía poseerla, que sólo ella podría domar su lado salvaje y disipar la oscura sombra de su alma. Separados, ellos estaban desolados, incompletos. Entrelazados física y espiritualmente, podrían sanarse entre sí y experimentar una eternidad de noches llenas de amor. ( la pareja de este libro es Mikhail Dubrinsky nuestro querido príncipe y Raven ).

0 comentarios:

Publicar un comentario